Estado actual de la invasión del coral blando exótico Xenia sp. (Alcionacea: Xeniidae) en la costa oriental de Venezuela

 3

Por: Juan P. Ruiz Allais

Recientemente una especie de coral blando originario de Indonesia (Xenia sp.) fue reportado por primera vez en costas orientales del Caribe Venezolano (Ruiz-Allais et al. 2014) (http://www.costadevenezuela.org/?p=11017.)

Esta especie exótica invasora se ha extendido rápidamente afectando seriamente extensas áreas de la Bahía de Pertigalete, Bahía de Conoma, isla de Mono y Arapo (localidades cercanas a la ciudad de Puerto la Cruz, edo. Anzoátegui y pertenecientes al parque nacional Mochima). También, ha sido vista por algunos buzos en otras áreas del parque Nacional Mochima, alejadas de la zona de introducción original, como la isla Chimana Grande, Picúa Chica y Santa Fe (información por confirmar).

El equipo de Costa de Venezuela (http://www.costadevenezuela.org/) actualmente está desarrollando actividades científicas (recolección de datos y monitoreo) con el objetivo de cuantificar el impacto de la invasión en los ecosistemas marinos más afectados, principalmente en las áreas de introducción original, como son la Bahía de Conoma e Isla de Mono (fig. 1).

Def map 2

Fig. 1. Zonas en estudio invadidas por el coral exótico Xenia sp. (-)

Los resultados preliminares indican que, Xenia sp. se ha convertido en la especie dominante en gran parte de las comunidades invadidas superando a los corales pétreos y a otros antozoos nativos (fig.2). De igual manera, numerosas colonias del coral blando han sido observadas creciendo sobre las hojas del pasto marino Thalassia testudinum cubriendo grandes extensiones de la pradera (fig.3)

Fig.2. Arrecife colonizado por Xenia sp Hidrocoral Millepora alcicornis y anemona Condylactis gigantea rodeadas por el coral invasor. Valle Seco 2015. Fotos Juan P. Ruiz Allais.

_DSC8982

Fig.3. Pradera de Thalassia testudinum colonizada por Xenia sp. Valle Seco 2014. Foto Humberto Nahim.

La abundancia de Xenia sp. (% de cobertura) en las localidades invadidas varía desde 0-100% llegando a formar en algunas áreas stands monoespecíficos que desplazan completamente a las especies autóctonas. La cobertura de corales nativos en las áreas invadidas está en un rango entre 3-34%. En contraste, en las comunidades libres de Xenia la abundancia de corales es mucho mayor, entre 35-100% (Ruiz-Allais et all. 2015, en prensa).

Este coral invasor muestra una gran capacidad de adaptación soportando amplios rangos de profundidad, iluminación y temperatura. Se encuentra desde aguas muy someras (<0.5 m), sometidos a gran insolación y altas temperaturas, hasta profundidades mayores a los 40 m en zonas poco iluminadas y de aguas más frías. Igualmente, es capaz de colonizar diversos tipos de sustratos, desde corales vivos hasta escombros, basura submarina, arena y fango.

Como consecuencia de esta colonización masiva observamos que, en las áreas más impactadas, la diversidad de organismos bentónicos se ha reducido a unas pocas especies resistentes como el hidrocoral Millepora alcicornis, el octocoral incrustante Erythropodium caribaeorum y algunas esponjas. De igual manera, es evidente el impacto sobre la comunidad de peces de arrecife, principalmente los herbívoros y coralivoros, que han visto disminuidas sus poblaciones debido a la pérdida refugio y por la disrupción de la cadena alimenticia. (sumado a impactos antropogénicos). También, la producción de terpenos tóxicos, característica de los Xenidos, es probable que este ejerciendo un efecto repelente sobre los peces alejándolos de las áreas invadidas.

La gran adaptabilidad que muestra Xenia sp. a las condiciones locales, su alta capacidad reproductiva, mecanismos de dispersión y falta de depredadores ha hecho que la especie se extienda rápida y continuamente convirtiéndose en una amenaza para los ecosistemas coralinos y praderas de pastos marinos del Parque Nacional Mochima,

‘’Las invasiones biológicas, después de la destrucción de hábitats, se consideran la causa principal de la pérdida de biodiversidad a nivel mundial’’.

Ver también: http://www.costadevenezuela.org/?p=13066

Referencia

Ruiz-Allais, J.P., Amaro, E., Macfadden, C., Halasz, A. & Benayahu, Y. 2014. The first incidence of an alien soft coral of the family Xeniidae in the Caribbean, an invasion in eastern Venezuelan coral communities. Coral reefs (2014).

http://link.springer.com/article/10.1007/s00338-013-1122-1