EVALUACION DEL ALCANCE DE LA INVASION DEL CORAL EXOTICO Xenia sp. EN LOS ECOSISTEMAS MARINOS DEL PARQUE NACIONAL MOCHIMA, VENEZUELA.

EVALUACION DEL ALCANCE DE LA INVASION DEL CORAL EXOTICO Xenia sp. EN LOS ECOSISTEMAS MARINOS DEL PARQUE NACIONAL MOCHIMA, VENEZUELA.
Por: Msc. Juan P Ruiz Allais.
(Biólogo Marino)
Investigación conjunta de Costa de Venezuela (www.costadevenezuela.org) y Fundación la Tortuga (www.fundacionlatortuga.org).

INTRODUCCIÓN

         Las especies exóticas invasoras se pueden definir como, especies no nativas que son introducidas, generalmente por el hombre, fuera de sus ambientes naturales en donde se establecen proliferando y dispersándose de manera que causan daños a la diversidad biológica nativa. Recientemente, una especie de coral blando originario de Indonesia (Xenia sp.) fue reportada por primera vez en costas orientales del Caribe venezolano (2,3) Esta especie exótica invasora, se ha extendido rápidamente afectando extensas áreas del parque Nacional Mochima (fig.1).

fig 1

Hasta los momentos Xenia sp. ha sido reportada en la Bahía de Conoma, Isla de Monos, Bahía de Pertigalete e Isla Arapo. Recientemente, durante el desarrollo preliminar de este trabajo, ha sido vista por los investigadores en otras áreas del parque como son: islas Chimana Grande, Chimana Chica, Cachicamo y Picúa Chica. Debido a la rápida expansión del coral blando hacia localidades fuera de las zonas de introducción original, y al grave impacto (disminución de la biodiversidad) que esta ocasionando en los ecosistemas marinos costeros colonizados, es imperativo ubicar con precisión todas las zonas en las cuales esta especie exótica se ha establecido. Pensamos que este es un primer paso fundamental que, servirá de base para el desarrollo de futuras investigaciones. Igualmente, la información obtenida en este trabajo permitirá, a corto y mediano plazo,   establecer medidas de mitigación, control, erradicación y restauración de la biodiversidad en las áreas afectadas.

OBJETIVOS

  • Hacer una prospección extensiva e intensiva de los ecosistemas marino costeros del parque Nacional Mochima susceptibles a la invasión del coral exótico Xenia sp.
  • Ubicar todas las áreas afectadas por el coral invasor. Elaborar un mapa del parque Nacional Mochima señalando cada sitio invadido con sus respectivas coordenadas geográficas.
  • Realizar una evaluación ecológica general de los ecosistemas invadidos, así como, un registro fotográfico submarino de cada una de las áreas afectadas.

MATERIALES Y MÉTODOS

Área de estudio:

La prospección, se realizara en todos los ecosistemas marino costeros e insulares del parque nacional Mochima adyacentes a la zona de introducción original del coral invasor (Bahía Conoma e Isla Monos) y/o en las que se sospeche que pueda haber llegado (fig.2).

Tomando en cuenta la extensión del área marina a cubrir el trabajo se dividirá en tres etapas:

Etapa I: se extenderá desde las islas Borrachas, el extremo oeste del parque, hasta la Isla Arapo al este. Aquí, se incluyen: Islas Borrachas, Islas Chimanas, Isla Picuda Chica, Isla Cachicamo, Quirigua, Isla Monos, Isla Arapo y Picuda Grande. Además, las bahías de Pertigalete y Conoma.

Etapa II: cubrirá la Península y Golfo de Santa. Fe; Islas Caracas del Oeste y Caracas del Este e Isla Venados.

Etapa III: En esta etapa se cubrirán: la Península de Manare, Bahía de Mochima y la franja costera desde Punta Guaigua hasta Punta el Peñón. Tomando en cuenta que, esta zona del parque es la más alejada del área original de introducción del coral, su realización dependerá de los resultados obtenidos en las etapas I y II.

fig 2

MUESTREO:

El punto de partida de la investigación será la bahía de Conoma, una de las zonas de introducción original del coral y desde donde se cree que la especie fue exportada hacia otras localidades. Se ha determinado que, el principal mecanismo de dispersión de la especie ha sido a través de redes de pesca tipo chinchorro (no se descartan otras vías). Estas redes son utilizadas en diversos puntos de pesca y transportan los pólipos del coral blando que quedan enredados en la malla de un caladero a otro (2,3). Tomando esto en cuenta, las prospecciones se iniciaran en los caladeros de pesca tradicionales, muelles y rancherías de pescadores u otras áreas relacionadas con esta actividad.

El traslado hacia las áreas de investigación y la actividad de prospección se hará en un bote tipo Zodiac (24 pies de eslora) propulsado con motor fuera de borda (YAMAHA 100 hp). La búsqueda se realizara mediante buceo libre y autónomo utilizando la técnica de remolque de buzo. Mediante este procedimiento, el buzo es remolcado por la popa del bote a baja velocidad sostenido por una cuerda o trineo mientras observa el fondo. De esta manera, se puede recorrer una gran distancia con poco esfuerzo aprovechando al máximo el tiempo de muestreo. Una vez detectada la presencia del coral invasor, se procederá a hacer una evaluación general del sitio: extensión de la invasión, abundancia relativa del coral invasor y principales especies afectadas. Todos los sitios serán marcados con GPS y se realizara un registro fotográfico submarino completo del lugar. Durante toda la investigación se llevara una bitácora con los datos de cada salida de campo y se entregara un informe mensual con los resultados parciales de la actividad. Al finalizar el proyecto, se elaborara un informe general con toda la información recabada.

Cronograma de actividades:

Se espera que el trabajo de campo comience en el año 2016 (ya se comenzó con los muestreos preliminares) y se estima finalizar la investigación, con la entrega del informe, en aproximadamente 12 meses siguiendo el cronograma de actividades que se muestra a continuación:

Screen Shot 2016-07-05 at 9.55.03 AM

Para completar el trabajo de campo se estima que se deben hacer al menos dos (2) salidas al mar por semana, o sea, un total de 8 salidas mensuales. Al completar el trabajo de prospección (5 meses) se habrán realizado 40 salidas de campo.

La información obtenida durante la investigación será propiedad intelectual tanto de Costa de Venezuela como de Fundación la Tortuga y estará a disposición para actividades científicas, educativas y de divulgación sin fines de lucro.