Parque Nacional Médanos de Coro

Médanos de Coro, Foto: Alfredo Morales Faillace

La decisión de incorporar los Médanos de Coro al Sistema de Parques Nacionales surgió de la necesidad de proteger una mues­tra del paisaje desértico, toman­do en cuenta las influencias y los efectos que un desarrollo re­gional acelerado habrían de te­ner sobre la integridad de un área natural tan peculiar como Los Médanos. El Parque fue es­tablecido mediante el Decreto Ejecutivo N.° 1592 de fecha 6 de febrero de 1974.

El Parque Nacional Médanos de Coro está ubicado en juris­dicción de los Distritos Miran­da y Falcón del Estado Fal­cón, y abarca una extensión de 91.280 hectáreas, de las cuales 42.160 son de tierras continenta­les y más de 49.120 de superficies marinas.

EL MEDIO FISICO Y LOS RECURSOS NATURALES

La mayor extensión terrestre del Parque la constituye el istmo, que une al resto del Estado con la Península de Paraguaná, en el cual aparecen como elementos dominantes del paisaje: (1) los médanos, constituidos por la acumulación de arenas que se desplazan bajo la acción del viento; (2) las comunidades ar­bustivas de manglares en las cos­tas fangosas situadas al Sureste de la Península; (3) los espinares, que forman densos grupos de plantas armadas como las cactá­ceas y algunas leguminosas; (4) las tierras con vegetación her­bácea, donde predominan las plantas bajas y rastreras y (5) las comunidades vegetales costeras, constituidas por plantas acuáti­cas marinas entre las que desta­can los lechos de Thalassia.

La mayor extensión terrestre del Parque la constituye el istmo, que une al resto del Estado con la Península de Paraguaná. Foto: Alfredo Allais

El paisaje en su conjunto está fuertemente dominado por el ist­mo de Médanos, una faja de 30 km. de largo por 5 km. de ancho, con una altura media de veinte metros sobre el nivel del mar, un rasgo fisiográfico real­mente único en el país, a cuyos atractivos naturales se suma la presencia de los médanos. En el territorio que ocupa la parte te­rrestre del Parque, el único acci­dente notable del relieve lo cons­tituyen los promontorios areno­sos.

El clima del Parque es uno de los más cálidos del Estado Falcón y la temperatura media es muy uniforme durante todo el año, oscilando entre los 27′ C y los 30 C, con temperaturas extremas de 40,7º C en la som­bra y mínimas por debajo de los 16º C. Debido a su posición lito­ral, está expuesto a los vientos alisios provenientes del Noreste Las lluvias son muy escasas en la parte Norte del istmo y en la Península de Paraguaná, pero la cantidad de precipitaciones au­menta hacia el Sur del Estado.

La presencia de dunas, méda­nos y marismas salitrosas, deter­minan un régimen de escorren­tías muy especial, que hace im­posible que se formen Corrientes superficiales continuas. En la parte Suroeste del Parque nacen unas pocas quebradas que fluyen todas hacia el exterior del mismo.

LAS ZONAS DE VIDA Y LA VEGETACION

En términos generales, la vegetación pertenece a la categoría de la Zona de Vida denominada Monte Espinoso Tropical. Las plantas que crecen sobre las desnudas arenas de los médanos están especialmente bien adaptadas a este tipo de hábitat.  Aquí las plantas tienen que luchar contra fuertes vientos, intensa insolación, cambiantes arenas, altas temperaturas, escasas lluvias y falta de nutrientes en el suelo. Debido a las adversas condiciones ambientales, la vegetación está limitada a un pequeño número de especies, aproximadamente 60, pertenecientes a 20 familias diferentes.

El árbol dominante de las dunas es el cují yaque, con flores de color crema y ramas negras, el yabo, el espinito y varias tunas y cardones. Las hierbas comunes sobre las dunas incluyen el saladillo, el cadillo bobo, el rabo de zorro. Las abiertas y desnudas arenas son frecuentadas por las plantas de abrojo de hojas grises, de senna con flores amarillas, de barbasco blanco y de Tephrosia cinerea con flores rosa-púrpuras.

Una rara especie, restringida en Venezuela a un lugar en los Médanos y a otro cercano en el Estado Falcón y conocida fuera del país en un solo lugar de Colombia, es la Lennoa madreporoides subsp. australis. Es una planta parásita adherida a las raíces del abrojo y posee unas diminutas flores azules al nivel del suelo.  Estas flores apenas resaltan de las densas matas que forma la planta.

Otros tipos de hábitats dentro del Parque están ocupados por diferentes asociaciones de otras especies. Las llanuras saladas y marismas salitrosas dispersas por el área del Parque son frecuentadas por colonias de hierbas, el saladillo, las matas rastreras de hojas carnosas de la hierba de vidrio, el bicho menudo, el bicho con hojas grises y cabezuelas de blancas flores y la margarita de playa, con cabezuelas de flores blancas y amarillas.

Las playas a lo largo de la costa son frecuentadas por pequeños arbustos como el tabaco de pescador con hojas grises algodonosas y flores blancas y el salcedo con flores amarillas y alargadas hojas de un color verde apagado. Asociado con ellas, o algunas veces también sobre dunas o llanuras arenosas, se localiza la retama, un pequeño arbusto espinoso con hojas muy pequeñas blancas por debajo, con pequeñas flores rojizas y frutos rojos:

LA FAUNA SILVESTRE

A excepción de los recursos animales del medio marino, la fauna silvestre es bastante escasa en especies. Los reptiles, lagartos e iguanas fundamentalmente, son bastante comunes en estas áridas tierras.

Las especies más característi­cas de la avifauna del Parque Nacional son aquellas que habitan las zonas áridas de la costa, como el halcón primito, la dara, la perdiz, la paloma guacoa, la paloma sabanera, el turpial, la paraulata llanera, el sangre de toro y el cardenal coriano. En la zona de mangles y en las pla­yas arenosas son comunes diver­sas especies de gaviotas, playeros y garzas.

El grupo de los mamíferos, a excepción de los murciélagos, está representado por muy pocas especies, entre las cuales las más sobresalientes son el zorro co­mún, el oso hormiguero y el co­nejo.

Referencia:

Parques Nacionales y Monumentos Naturales de Venezuela. Instituto Nacional de Parques Ministerio del Ambiente y los Recursos Renovables, Caracas, Venezuela. Diciembre 1978.

Share Button

.


© Fundación Costa de Venezuela / Rif: J-40187926-8
Términos y condiciones de uso